Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El blog de asesoresruiz-cabello

En nuestro trataremos aquellos temas de actualidad que mas puedan interesar a las empresas

El Impuesto de Sociedades tras la reforma (3ª parte)

El Impuesto de Sociedades tras la reforma (3ª parte)

Continuamos el análisis de las principales modificaciones en el Impuesto de Sociedades según el esquema de liquidación del mismo. Antes de continuar vamos a retroceder para ver como operan las nuevas reducciones. recordemos que partíamos del resultado contable que tras una serie de ajustes extracontables daba lugar a la base imponible previa, la cual se minoraba con las bases imponibles negativas resultando la base imponible. A esta base imponible se le aplican una serie de reducciones que tras la reforma quedan de la siguiente forma.

REDUCCIÓN DE RENTAS PROCEDENTES DE ACTIVOS INTANGIBLES.

Estos rendimientos provienen de cesiones de uso y explotación de patentes, planos, dibujos o procedimientos secretos. Se integran en la base imponible el 40% de estos rendimientos (se reduce por lo tanto un 60%) si cumplen las siguientes condiciones:

  1. Que el cedente haya participado en el coste de desarrollo de dicho activo en al menos un 25%.
  2. Que dichos activos estén afectos en el desarrollo de una actividad económica y que en el caso de cederse a entidades vinculadas, no genere para el cesionario gastos fiscalmente deducibles.
  3. Que el cesionario no resida en países con nula imposición de carácter similar o tenga la consideración de paraíso fiscal.
  4. Si se incluyen prestaciones accesorias de servicios deberá diferenciarse en el contrato los rendimientos correspondientes a los mismos.

No dará lugar a esta reducción si las rentas provienen de la cesión del derecho de uso de marcas, obras literarias y científicas, incluidas obras cinematográficas.

RESERVA DE CAPITALIZACIÓN

Esta reducción es de nueva creación. Consiste en una reducción de la base imponible en un 10% por el incremento de los recursos propios si se cumplen los siguientes requisitos:

  1. Que se mantenga durante 5 años desde el cierre del ejercicio económico correspondiente a esta reducción (salvo que haya pérdidas).
  2. Que se refleje contablemente como una reserva de carácter indisponible y de forma diferenciada durante este periodo de 5 años.

El límite del 10% no se podrá superar en ningún caso, pero si la base imponible previa a esta reducción es insuficiente, durante los dos próximos años las cantidades pendiente serán objeto de aplicación conjuntamente con la reserva que corresponda en el ejercicio económico corriente.

El cálculo de incremento de fondos propios será la diferencia entre los fondos propios al cierre del ejercicio (excluyendo el resultado del mismo) y los existentes al comienzo del ejercicio excluyendo el resultado del ejercicio anterior. Para dicho cálculo no se tienen en cuenta los siguientes recursos:

  • Las aportaciones de socios. Por ejemplo si tenemos un saldo acreedor de la cuenta 551, podemos regularizarlo dotando la cuenta 118 (aportaciones de socios) con la ventaja de minorar el pasivo exigible y aumentar los recursos propios.
  • Las ampliaciones de capital para la compensación de créditos y el aumento de fondos propios por operaciones con acciones propias.
  • Las reservas estatutarias y de carácter legal.

Una vez aplicadas estas reducciones se obtiene la base liquidable sobre la cual se aplican los tipos de gravamen ya vistos en el anterior artículo para así llegar a la cuota íntegra.

Llegados a este punto operan ya las deducciones y bonificaciones. éstas se aplican en dos etapas, en una primera se aplicaban antes de la reforma las bonificaciones por rentas obtenidas en Ceuta y Melilla, por actividades exportadoras, por prestación de servicios públicos locales y las deducción para evitar la doble imposición nacional y extranjera. De esta operativa resultaba la denominada cuota íntegra ajustada positiva.

Sobre esta cuota ajustada se aplicaban una serie de deducciones de la siguiente forma:

  1. Hasta el año 2011 había un límite del 35% de la cuota ajustada que ascendía hasta un 60% si los gastos en I+D+I excedían el 10% de la mencionada cuota ajustada con un plazo de aplicación de las deducciones pendientes de 10 años.
  2. Para los años 2012 y 2013 se redujeron estos límites al 25% y al 50% respectivamente aumentando los plazos de aplicación en 15 años y 18 para las deducciones por I+D+I. Computaba además en estos porcentajes la deducción por reinversión de beneficios que hasta entonces no estaba sujeta a los mismos.

Tras la reforma desaparecen prácticamente todas las deducciones manteniéndose o modificándose las que a continuación se detallan.

DEDUCCIÓN PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN.

Antes de la reforma se distinguía en dos supuestos: La imposición interna que no diferenciaba el origen de estos rendimientos (ya fueran por la transmisión de acciones o por dividendos) establecía una reducción del 50% derivada de la base imponible correspondiente a estos rendimientos, que podía ser del 100% si se poseía directa o indirectamente al menos el 5% del capital social, y se mantenía esta participación durante al menos un año.

La doble imposición externa si diferenciaba entre dividendos (se aplicaba los mismos criterios del párrafo anterior) y demás rentas obtenidas en el extranjero deduciéndose la cantidad menor entre lo satisfecho en el extranjero y la cuota íntegra de dichos rendimientos si se hubieran obtenido en territorio nacional.

Tras la reforma se diferencia entre dividendos y rentas obtenidas por la transmisión de acciones y/o participaciones de entidades residentes y no residentes que pasan de ser una deducción a una exención si se cumplen los requisitos ya vistos en el primer párrafo de este punto (al que añade además la posibilidad de exención si el valor de la participación es superior a 50.000.000 de euros). Si la entidad es no residente se exige además que la entidad participada haya sido gravada con un impuesto de similar carácter con un tipo nominal de al menos un 10% evitando de esta forma la repatriación de dividendos de sociedades situadas en paraísos fiscales o países con excesivos beneficios fiscales.

Los mismos criterios se aplican a la exención de rentas obtenidas en el extranjero mediante un establecimiento de carácter permanente, así como las derivadas por la transmisión de un establecimiento de carácter permanente ( en cuyo caso si las rentas obtenidas por la venta son negativas pueden minorar las positivas obtenidas anteriormente por dicho establecimiento) siempre y cuando las actividades realizadas en el extranjero se realicen de forma claramente separada y con una gestión claramente diferenciada.

En cambio, las demás rentas obtenidas en el extranjero continúan siendo una deducción minorando la menor de las dos cantidades ya mencionadas anteriormente así como los dividendos percibidos por entidades no residentes si no cumplen los requisitos para estar exentos.

Resumiendo queda la cuestión tras la reforma:

  • Rentas generadas por participación en entidades residentes en España cumpliendo todos los requisitos siempre exentos.
  • Dividendos percibidos de entidades extranjeras están exentos si cumplen todos los requisitos, y si cumplen el porcentaje de participación o valor de la participación y tiempo de permanencia de la participación, pero no el de estar gravados al tipo mínimo en su país de origen pueden ser deducibles.
  • Rentas por venta de acciones de entidades extranjeras exentas si cumple los requisitos pero no deducibles en caso contrario.

DEDUCCIÓN GASTOS I+D+I.

Se mantienen tal y como ahora las deducciones en I+D en un 25% hasta la media de los gastos de I+D de los últimos 2 años y un 42% sobre el exceso de esta media. Se incrementa hasta un 50% si el importe de gastos de I+D supera el 10% de la cifra neta de negocios.

Cuando las inversiones se hagan en elementos del inmovilizado material e intangible excluidos terrenos y construcciones el porcentaje será del 8%.

La deducción por actividades de innovación tecnológica (entiéndase toda actividad que suponga un avance tecnológico en la obtención de nuevos productos o sistemas de producción así la mejora de los existentes) continúan con una deducción del 12%. Podrán beneficiarse de esta deducción los productores de videojuegos.

DEDUCCIÓN POR PRODUCCIÓNES CINEMATOGRÁFICAS.

Se establece una deducción del 20% para el primer millón de euros de la base de deducción y un 18% para la parte que exceda dicho millón. Además en el caso de producciones extranjeras se puede aplicar una reducción del 15% de los gastos de rodaje en territorio español si dichos gastos son superiores al millón de euros.

Se minorará de la base de deducción las subvenciones recibidas sin que las ayudas mas esta deducción pueda ser superior al 50% del coste de producción. serán requisitos para acogerse a este beneficio fiscal obtener la calificación de productor por el Instituto de Cinematografía y de las artes Visuales, obtener el certificado que acredite el interés cultural del contenido y el depósito de una copia nueva en la Filmoteca española.

Además habrá deducciones por invertir en espectáculos teatrales y musicales siempre y cuando se inviertan al menos el 50% de los beneficios en actividades que den derecho a la subvención durante los últimos cuatro años y obtener un certificado del Instituto Nacional de Artes escénicas y de la música. El porcentaje a aplicar será del 20% de los costes de producción minorados por las subvenciones recibidas.

DEDUCCIÓN POR APOYO A LOS EMPRENDEDORES.

Cuando se contrate a un trabajador de menos de 30 años de forma indefinida la deducción será de 3.000 euros. Adicionalmente las empresas con menos de 50 trabajadores podrán deducirse el 50% de la menor de las siguientes cantidades: prestación por desempleo pendiente de percibir o 12 mensualidades de la prestación reconocida.

DEDUCCIÓN POR CREACIÓN DE EMPLEO DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD.

Serán deducibles 9.000 euros por persona y año si el grado de discapacidad supera el 33% pero es inferior al 65% y de 12.000 euros persona/año si supera el grado de 65%.

Aplicadas estas deducciones obtendríamos la cuota líquida que tras restar los pagos fraccionados y las retenciones practicadas llegamos a la cuota diferencial.

Resumiendo vemos que aunque se minore el tipo de gravamen, y se incluya una nueva reserva de capitalización, la drástica reducción de deducciones así como las mayores restricciones para repatriar dividendos obtenidos en el extranjero, tiene como principal consecuencia un aumento general de la cantidad a ingresar.

ASESORES RUIZ-CABELLO

Antonio.ruiz@allianzmed.es

957 788 056 - 620 833035.

Regresar al inicio

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post