Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El blog de asesoresruiz-cabello

El blog de asesoresruiz-cabello

En nuestro trataremos aquellos temas de actualidad que mas puedan interesar a las empresas

TRATAMIENTO CONTABLE Y FISCAL DE LA DOBLE IMPOSICIÓN

TRATAMIENTO CONTABLE Y FISCAL DE LA DOBLE IMPOSICIÓN

La doble imposición internacional es una cuestión tan interesante que de su correcto tratamiento fiscal depende el mayor o menor atractivo de un país para los inversores extranjeros. En este bloque de dos post primero veremos el régimen general de exenciones y deducciones de los artículos 21,22, 31 y 32 de la Ley del Impuesto de Sociedades, y en una segunda entrega las denominadas Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros denominadas también ETVE.

 

El régimen general se articula en función de la procedencia de las rentas, si son rentas generadas en España o fuera de España, y su tipología, en función de rentas cuyo origen son dividendos y ganancias por la transmisión de instrumentos de participación de capital o rentas de otras actividades económicas, quedando como se detalla a continuación:

  • Artículo 21: Exención Rentas positivas cuyo origen es la distribución de dividendos y ganancia en la transmisión de acciones o participaciones procedan de España o de fuera de España si se cumplen ciertos requisitos.

  • Artículo 22: Exención de rentas positivas procedentes de actividades económicas en el extranjero cuando se actúa con un establecimiento permanente.

  • Artículo 31: Deducción aplicable cuando las rentas por actividades económicas proceden del exterior y no existe establecimiento permanente.

  • Artículo 32: Deducción (tiene carácter residual respecto al artículo 21) cuando los ingresos por dividendos procedentes del exterior no cumplen los requisitos para su exención.

 

EXENCIÓN ARTÍCULO 21

 

El requisito general aplicable a dividendos y transmisiones de acciones o participaciones de procedencia nacional es que la participación sea de al menos el 5% del capital, o bien sea superior a 20 millones de €, siempre y cuando esa participación se mantenga ininterrumpidamente durante el año anterior al día en que sea exigible el beneficio distribuido.

 

Si la procedencia es de un país extranjero se exige además que la entidad extranjera esté sujeta y exenta a un impuesto similar al de Sociedades con un tipo de gravamen de al menos el 10%. No será de aplicación la exención si la entidad reside en un país calificado como paraíso fiscal salvo q ue pertenezca a la U.E. Y se pueda acreditar que su constitución se debe a motivos económicos y ejerza actividad económica.

 

Respecto a la transmisión el requisito de participación en el capital debe cumplirse el mismo día en que ejecute la venta de las acciones o participaciones, mientras que el requisito de la tributación deberá ser cumplido en todos y cada uno de los ejercicios de tenencia. En el supuesto de que algún o algunos ejercicios no se cumpliera la tributación mínima exigida, la parte de renta correspondiente a generación de beneficios no distribuidos, estará exenta la parte de beneficios que corresponda a periodos que si tributen en un tipo de al menos el 10%. (por tanto estamos ante una exención parcial).

 

Otra especialidad es la participación en varias sociedades cuando solo una parte de éstas cumplen con los requisitos de tenencia y tributación. La regla en este caso se correspondan o no con rentas por un incremento neto de beneficios no distribuidos, es la exención sobre aquellas rentas generadas por entidades que si cumplan el requisito de tributación mínima.

 

Finalmente los apartados 6, 7 y 8 regulan las rentas negativas por la transmisión de valores no considerando, con algunas especialidades, deducibles estas rentas negativas, salvo en el caso de la extinción de la sociedad participada (si es deducible) y no sea por una operación de reestructuración (no es deducible haciendo el correspondiente ajuste positivo que genera un diferencia permanente).

 

ARTÍCULO 22

 

Ya sean por el ejercicio de una actividad o por la transmisión de un EP situado fuera de territorio español, están exentas esta rentas si han tributado en origen al tipo de al menos un 10%.

 

Al igual que en al artículo 21 las rentas negativas no son deducibles salvo que se trate del cese de actividad del EP en cuyo caso si son deducibles eso si, minorando las rentas positivas de ejercicios anteriores que hayan originado el derecho de exención deducción.

 

El propio artículo 22 define como EP la disposición fuera de territorio español de manea permanente y continuada de instalaciones o lugares de trabajo en los que se realicen parte de la actividad o actúe en él agente autorizado a contratar en nombre del contribuyente, de forma habitual.

 

ARTÍCULO 31

 

Cuando no sea aplicable el artículo 22 nos podremos deducir las rentas positivas generadas en el extranjero aplicando el límite de la menor de las dos siguientes cantidades:

  • El importe efectivamente satisfecho en el extranjero.

  • El importe que corresponde a la tributación en el IS de la renta generada en el exterior.

 

Veamos un ejemplo; La sociedad T cuya actividad es el alquiler de oficinas y locales comerciales adquiere en Lisboa un edifico de oficinas por el cual genera una renta anual de 92.000 € pagando un Impuesto del 32%. No posee ni oficina ni agente autorizado en Portugal

 

En este caso se abona un Impuesto de 29.440 € que se contabiliza en una cuenta del subgrupo 63. Dicho gasto no es deducible y la renta no esta exenta al no operar con EP; Por un lado debemos hacer un ajuste positivo de 29.440€ en la base imponible de IS que genera una diferencia permanente y a continuación determinar la cantidad máxima a deducir que sería la menor de:

  1. 29.440 €

  2. Si en España tributa al 25%, se multiplica por 92.000 € resultando 23.000 €, siendo esta la cantidad a deducir al se la menor de ambas.

 

ARTÍCULO 32

 

Se aplica de forma residual respecto al artículo 21 cuando los dividendos de procedencia extranjera no cumplen los requisitos del citado artículo especialmente el de tipo mínimo del 10% en impuesto similar al de sociedades. Si la Sociedad T anterior posee una participación del 8% de una sociedad radicada en Irlanda de forma continuada durante dos años, la cual ha obtenido un beneficio neto de 156.000 € de los que acuerda distribuir el 25% habiendo tributado al 7%, sin que se retenga tampoco ninguna cantidad.

 

Se cumple el requisito de tenencia pero no el de tributación. Por ello no esta exenta aplicando esta deducción debiendo haber anotado en contabilidad el ingreso de 3.120 € correspondiente al beneficio distribuido. A continuación determinamos la cantidad a deducir como la menor de:

  1. X – 0.07X = 3.120 €; X = 3.354,84 €, QUE RESTAMOS A 3.120 € RESULTANDO UNA DIFERENCIA DE 234,84 €.

  2. IMPUESTO EQUIVALENTE EN ESPAÑA: 3354,84 x 25% = 838,71

Se toma por tanto lo tributado en el exterior (234,84€) con una diferencia permanente positiva de 234,84 € como consecuencia del ajuste fiscal al liquidar IS.

 

     

     

     

     

     

    Compartir este post

    Repost 0

    Comentar este post