Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El blog de asesoresruiz-cabello

En nuestro trataremos aquellos temas de actualidad que mas puedan interesar a las empresas

EBITDA, UNA FORMA DE HOMOGENEIZAR LA MEDIDA DE LA RENTABILIDAD DE LAS EMPRESAS

 

 

financial-graphs-stats-pie-chart.jpg

 

 

 

El EBITDA es un término anglosajon, mas concretamente Earnings Before Taxes, Depreciation and Amortization, o lo que es lo mismo Beneficio antes de impuestos, depreciaciones y amortizaciones es un término muy poco conocido pero muy usado en el mundo empresarial.

 

Dicha magnitud tiene como gran ventaja el hecho de permitir medir en términos homogeneos las rentabilidades de diferentes empresas, incluso de diferentes países. Esto se debe a que mide el resultado de una empresa eliminando los sesgos que implican las diferentes políticas fiscales, las amortizaciones que cada empresa práctica y las depreciaciones obteniendo un resultado que puede ser facilmente comparado.

 

Para una mejor compresión de este concepto comparemos por un lado la estructura de una cuenta de pérdidas y ganancias y la fórmula de cálculo del EBITDA. La estructura de una cuneta de P y G es la siguiente:

 

OPERACIONES CONTINUADAS  
A.1 Resultado de explotación  

A.2 Resultado financiero.

 
A.3 Resultado antes de impuestos  
Impuesto sobre beneficio  
A.4 Resultado procedente de operaciones continuas  
B OPERACIONES INTERRUMPIDAS  
Resultado procedente de operaciones interrumpidas neto de impuestos  
A.5 Resultado del ejercicio  

La forma de calcular el EBITDA es:

 

  1. + VENTAS/INGRESOS
  2. - COSTES DE MERCANCIAS VENDIDAS
  3. - DEPRECIACIONES Y AMORTIZACIONES
  4. = RESULTADO BRUTO
  5. - GASTOS ADMINISTRATIVOS
  6. - GASTOS DE COMERZIALIZACIÓN
  7. = RESULTADO OPERATIVO (GANANCIAS ANTES DE INTERES E IMPUESTOS O EBIT)
  8. + AMORTIZACIONES Y DEPRECIACIONES
  9. = EBITDA

Si comparamos ambos cuadros vemos que el concepto de EBITDA se correspondería con el resultado de explotación de la cuenta de pérdidas y ganancias mientras que el EBIT  sería este resultado minorado por las amortizacines y depreciaciones.

 

De todo lo anterior se deduce que con esta variable podemos determinar si una empresa es rentable o en su actividad ordinaria aunque tenga un resultado contable negativo. Puede ocurrir que se tengan beneficios  por la actividad ordinaria pero por unos elevados costes financieros se incurra en pérdidas. La gravedad por tanto de una situación de pérdida económica no será demasiado elevada si la empresa obtiene una EBITDA positiva y los gastos financieros se justifican por una elevada inversión en activos no corrientes que ayudarán a generar mas ingresos a medio plazo.

 

Como complemento a este análisis se utiliza además, el denominado Margen EBITDA que es el resultado de dividir el resultado de la magnitud entre las ventas.

 

Tiene como principal inconveniente que no se puede considerar como un elemento que mida la generación de liquidez o caja pues no tiene en cuenta si todos los ingresos por ventas y costes o gastos han sido efectivamente cobrados o pagados.

 


Regresar al inicio

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post